agosto 19, 2020 In Blog, Uncategorized

¿Es una prueba válida una cámara oculta para despedir a un trabajador?

Recientemente una empresa ha despedido a un trabajador justificando un comportamiento en contra de lo lícito dentro de la firma.

Posteriormente, el despido se ha declarado no justificado, en Marina Jiménez abogados te damos las claves por lo que el despido ha sido improcedente.

Cámara oculta pilla robando a un trabajador

Todo ocurrió cuando una cámara oculta que se encontraba en una posición estratégica de la empresa en cuestión, pilló a un trabajador como realizaba un hurto. Para poder justificar el despido, la empresa aportó la grabación donde se observaban los hechos.
Tras llevar el caso a juicio, el tribunal supremo declaró el despido improcedente debido a:
• La empresa en cuestión está obligada informar a sus
trabajadores de manera clara y concisa la existencia de
cámaras ocultas, por lo que serán grabados bajo su
conocimiento.
• Si los trabajadores no saben que van a ser grabados, las
imágenes no podrán ser usadas en ningún lugar, careciendo
de cualquier tipo de carácter estas. Por lo que, acciones
indebidas grabadas no podrán ser juzgadas como despido.
Bajo estas premisas, el despido se declara nulo, al vulnerar la
protección de datos.
La empresa está obligada a informar a sus trabajadores de qué
serán grabados, aunque no se necesita el consentimiento de
estos para instalarlas.

Leave a Reply